Tipos de póliza de seguros

Tipos de póliza de seguros

A la hora de crear un acuerdo con alguna aseguradora, ya bien sea para su coche, para su vivienda, o de salud, estas siempre deben ofrecer al cliente toda la documentación necesaria para que este sepa todo lo que ha contratado. Entre estos documentos, uno de ellos destaca, el cual es la póliza. Este documento es una especie de contrato entre el cliente y la compañía contratada, en la cual se establecen las obligaciones y derechos de ambas partes, siempre teniendo presente el seguro contratado.

Antes de cerrar cualquier tipo de acuerdo con alguna compañía, y de firmar diferentes tipos de póliza, debería informarse tranquilamente y con todo lujo de detalles de todas las características del producto contratado, para saber a ciencia cierta cuales son los servicios que cubre el seguro. Así, se evitan sorpresas y malentendidos.

A continuación, exponemos varios tipos de póliza a las que se puede enfrentar a lo largo de su vida, para saber exactamente las diferencias que existen entre todos ellos.

Póliza de crédito

Mucha gente confunde la póliza de crédito y préstamos que conceden las entidades bancarias, pero no tienen nada que ver. Estos tipos de pólizas son tipos de préstamos que el banco puede llegar a conceder, pero dicho capital se puede utilizar siempre y cuando se necesite. Esta es la diferencia con los préstamos habituales: aunque se haya contratado la póliza de crédito, no es necesario utilizar el capital disponible si no es necesario.

Pólizas de decesos

Una póliza de decesos es otro de los tipos de póliza que las aseguradoras ofrecen. En este caso, estas pólizas suelen contratarse para cubrir ciertos gastos cuando la persona asegurada fallece, para amenizar a los familiares estos momentos tan difíciles. Algunos de los aspectos básicos que suelen ofrecer son:

Prestación del servicio funerario. Suelen incluir, en prácticamente todos los casos, el féretro, el coche fúnebre y los gastos de acondicionamiento del cadáver, inhumación o incineración, dependiendo de la voluntad del cliente.

Gestiones administrativas. En el caso de recurrir a esta póliza, la situación anímica de los familiares del fallecido no suele ser la más adecuada para tramitar toda la documentación pertinente. Esta es otra tarea habitual de las pólizas de decesos. Entre otras cosas, se suelen encargar de:

  • Obtención del certificado de defunción.
  • Solicitud de la pensión de viudedad, orfandad, jubilación o invalidez.
  • Baja del libro de familia.
  • Adjudicación de herencias.
  • Partidas de defunción y de testamentos.
  • Otras documentaciones.

Pólizas de salud

¿Qué nos puede llevar a la idea de contratar un seguro de salud privado, teniendo gratuita la Seguridad Social? Muchas son las ventajas que ofrecen los seguros de salud, frente a una sola desventaja: el gasto que supone mensualmente mantener esta póliza de salud. Habitualmente, contratando un seguro privado de salud, conseguimos que incluyan en la póliza una gran cantidad de especialistas en medicina general, además de servicios quirúrgicos, de hospitalización y de urgencias, pudiendo así acudir a centros privados y agilizar considerablemente las consultas y las distintas pruebas a realizar.

 

En definitiva, las pólizas son los documentos que unen al cliente con un servicio ofertado por una empresa, y en la cual aparecen todos los derechos y obligaciones que se deben cumplir por ambas partes. Además, en muchos casos también aparecen las coberturas que ofrecen las aseguradoras o las empresas que firman estas pólizas, para que el cliente tenga controlado en todo momento cuáles son los servicios que está pagando, y a cuáles tiene acceso.

Si tiene algún tipo de problema con alguna empresa en cuanto a los tipos de pólizas que le están ofreciendo, no dude en contactar con Gestoría Iborra. Estamos a su disposición.